jueves, 24 de junio de 2010

NO AL DESPILFARRO


FRENTE A LOS GRANDES EVENTOS: NO AL DESPILFARRO, HAY OTRAS PRIORIDADES

En la situación actual de grave crisis económica, de recortes a las políticas sociales y escasez de recursos públicos, nos dirigimos al Gobierno de Aragón y al Ayuntamiento de Zaragoza para manifestar lo siguiente:

- Es injusto que desde el Gobierno y el Ayuntamiento, la crisis se pretenda pagar a costa de los derechos de trabajadores, jubilados, y, en general, los sectores sociales más vulnerables, así como con radicales recortes de las políticas sociales, ambientales y de los proyectos de solidaridad y cooperación al desarrollo.

- POR ELLO, proponemos al Gobierno de Aragón y al Ayuntamiento de Zaragoza que abandonen definitivamente la insostenible política de grandes eventos como fórmula de planificar el crecimiento y el desarrollo social, cultural, económico y territorial, que asuman la austeridad como principio general en su acción política, y que prioricen las inversiones en políticas sociales, especialmente en situaciones de grave crisis como la actual.

- En concreto, proponemos:

Que el Gobierno de Aragón abandone el proyecto de construcción de la macro-estación de esquí Cerler-Castanesa y congele las políticas de nieve de Aramón, así como la propuesta de celebrar los Juegos Olímpicos de Invierno en el 2022.


Los Juegos Olímpicos 2022 serán la enésima convocatoria olímpica para Aragón, a pesar de la insistencia e interés del gobierno autonómico y municipal siguen adoleciendo de lo mismo que todas las anteriores -falta de cultura de la nieve, de experiencia organizativa y competitiva y, básico, falta de nieve-, por ello es un esfuerzo inútil que sólo sirve a la megalomanía de algunos gobernantes y a los sueños especulativo-urbanísticos. En ese esfuerzo nos vamos a dejar tiempo y una buena cantidad de dinero (sirva como ejemplo que sólo el sueldo del gerente del consorcio olímpico -Manuel Fonseca- es de 120.000 € anuales). Por ello lo coherente en tiempos de crisis sería evitar estos gastos caprichosos y superfluos y no presentarnos a esta quimera; como ya ha anunciado Barcelona, por cierto.


La Estación de esquí Aramón-Castanesa es un proyecto megalómano que aúna un inmenso impacto ambiental en una privilegiada zona de alta montaña con una descomunal inversión de 400 millones de euros. Todo ello sin saber muy bien para qué: urbanizar un valle de montaña no parece una opción de futuro, poner una estación de esquí donde no hay nieve todavía lo es menos. Por ello, lo razonable sería dedicar parte de esa inversión a potenciar la economía de la zona con alternativas reales (ganadería, industria agroalimentaria, turismo de naturaleza y montaña...) al mismo tiempo que asegurar su conservación. El presupuesto de todo esto es una décima parte de esos 400 millones y consiguiendo en vez de destruir los paisajes de montaña el conservarlos.


Que el Gobierno de Aragón renuncie a cualquier convenio firmado con los promotores del macro complejo de ocio y juego “Gran Scala”, así como a los compromisos económicos, tanto los ya asumidos como los que puedan adoptarse en un futuro. entre ellos la construcción de accesos e infraestructuras.


La construcción de los accesos e infraestructuras que este proyecto demanda, tales como un acceso directo desde la AP-2 y una estación del AVE, requerirían para su financiación que el Gobierno de Aragón se endeudara de forma desmesurada.


En tiempos de crisis como los que afrontamos, creemos que el Gobierno de Aragón debería apostar por políticas sociales, por una apuesta decidida del I+D+I, por un apoyo a los agricultores que trabajan el campo con criterios ecológicos y por proyectos medio ambientalmente sostenibles.


Que el Gobierno de Aragón y el Ayuntamiento de Zaragoza desestimen la candidatura de Expo-paisajes 2014.


Sin haber asimilado las consecuencias de la Expo 2008, sin proyecto definido, sin información ni participación democrática, el Ayuntamiento de Zaragoza, con el apoyo del Gobierno de Aragón y aun del Gobierno de España, se ofertó para organizar la Feria Internacional de horticultura y flores del año 2014. Más de 200 millones de euros de inversión que no satisfacen las prioridades sociales de los barrios de la ciudad: rehabilitación y consolidación urbanística, movilidad, protección y potenciación del medio natural y la huerta.


Proponemos cambiar el modelo de crecimiento urbano, que debe dejar de ser expansivo, especulativo y despilfarrador, y ocuparse más de las necesidades de los barios consolidados y de quienes en ellos habitan, de forma planificada y participada.


Que el Ayuntamiento de Zaragoza suspenda el actual sistema del canal de navegación y dragado en el Ebro.


El proyecto de la navegabilidad en el Ebro ha supuesto a las arcas de la ciudad 24 millones de euros, a ello hay que añadir los 5 millones de euros invertidos en la construcción de embarcaderos y reforma de uno de los vanos del puente medieval (el Puente de Piedra), además de los 300.000 euros de compensación anual que debe abonar nuestra Corporación a la empresa por la perdida en ventas de billetes y el gran coste económico que supone el dragado anual del canal de navegación.


Por todo lo anterior consideramos necesario suspender el actual proyecto del canal de navegación, sustituyéndolo por un sistema de navegación adaptado al río que no suponga daños ambientales ni elevado coste económico.


Estos macro-eventos tienen un efecto nulo de desarrollo social y territorial, suponen un elevado coste de dinero público y son inaceptables, MÁS AUN en el actual contexto de GRAVE crisis económica.

Zaragoza, 23 de junio de 2010

PLATAFORMA CIUDAD COMPACTA

PLATAFORMA “STOP GRAN SCALA”

PLATAFORMA EN DEFENSA DE LAS MONTAÑAS

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada