domingo, 10 de enero de 2010

EL CACHIRULO DE LAS VANIDADES


El pasado día 7 de enero se presentó el libro "El cachirulo de las vanidades", de Rafael López-Insausti y Diana López, analizando la Expo 2008. Se adjuntan reseñas de Heraldo de Aragón y El Periódico de Aragón.

¿Fue la Expo una 'vanidad cachirulera'?

No pretenden buscar la polémica, pero ayer consiguieron que más de uno se revolviera en su silla. Y el motivo volvió a ser la Expo 2008. El coordinador territorial de Unión Progreso y Democracia en Aragón, Rafael López-Insausti, y la periodista Diana López presentaron en la FNAC Plaza de España de Zaragoza su libro 'Cachirulo de las vanidades', un trabajo de "arqueología periodística" -según contaron- basado en mil titulares publicados sobre la muestra entre el momento de su concesión, el 16 de diciembre de 2004, y la actualidad, de los que finalmente se han utilizado un centenar.

"Sobre todo, hemos pretendido reflejar cómo se proyectaban informaciones que luego no han sucedido o cómo se creaban unas expectativas de cifras que no se hicieron realidad", explicó Diana López, quien se consideró "afortunada" porque este libro le ha permitido analizar en profundidad y de manera reposada unos artículos que, en su momento, "pasaban demasiado rápido como para pararse a pensar". Entre estas noticias destaca la de la visita de Barack Obama y John McCain a Zaragoza para debatir sobre política mediambiental, que en el libro califican de "política-ficción", o titulares como "Zaragoza y España pueden vivir años de prestigio tras la Expo" o "Más de la mitad de los españoles afirma que visitará la Expo".

'Cachirulo de la vanidades' está dividido en seis capítulos en los que se analiza desde el discurrir del plan de navegabilidad del Ebro hasta la aplicación del lema 'Agua y desarrollo sostenible'. La investigación finaliza con un análisis de la sociedad pública Expoagua, basado en el informe aprobado por el Tribunal de Cuentas el 28 de mayo de 2009. "Si en la muestra sólo hubieran intervenido la DGA y el Ayuntamiento de Zaragoza, no tendríamos este informe, porque aquí no hay Tribunal de Cuentas... ¡menos mal que estuvo este organismo!", clamó López-Insausti ante un público entregado con la causa, entre el que estaban la ilustradora del libro, Rut Fau, Cristina Andreu, Pilar López o Ricardo López Chalezquer.

Para el coordinador territorial de UPyD, lo más preocupante es que nadie haya salido reconociendo que los gestores fallaron a la hora de calcular las expectativas: "Todo el mundo habla de 'éxito', tergiversando los datos, dándole la vuelta a la verdad y, en definitiva, utilizando la mentira como herramienta política. Y lo que hay que hacer es autocrítica, aprender de los errores y no volver a repetirlos, ya que en el horizonte está Expo Paisajes 2014".

Porque el empeño último de los dos autores no es ir contra la Expo, tal y como recalcaron, sino analizar su repercusión real: "Si se estimó que iba a tener seis millones y medio de visitas, que no visitantes, y al final, según el Tribunal de Cuentas, esta cifra estuvo un 36% por debajo de lo esperado, ¿por qué todos los gestores hablan de 'éxito'?", planteó López-Insausti. Para el político, la muestra tenía dos objetivos sociales; el primero, la creación y ejecución de la Expo, se cumplió: "Pero... ¿y el segundo, que era la utilización de energías renovables para su propio uso? Se iban a hacer dos parques eólicos, dos fotovoltaicos... Y creo que todavía estamos esperando que la Expo sea sostenible".

Helga Martínez/Heraldo de Aragón, 08.ene.2010

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada